Ser activista en tiempos de tecnología

Ser activista en tiempos tecnológicos

El futuro será el de las ciudades inteligentes o smart cities, innovadoras, interactivas y con inteligencia artificial. Pero,¿estamos preparados para ser ciudadanos inteligentes? 

Esta pregunta debería ocupar un lugar fundamental en nuestra agenda para que como ciudadanos podamos participar en el desarrollo urbano en tiempos de tecnología y Big Data. Hablar sobre la participación ciudadana, los bienes comunes, los espacios públicos y el destino de las urbes.  

El civismo tecnológico para el activismo del futuro. Su definición se podría decir que está en construcción, Sin embargo lo que he encontrado es esto que me sirve por ahora: El civismo tecnológico Consiste en practicar el civismo a través de la tecnología. Otra descripción sería: La tecnología cívica son las herramientas o servicios creados para que convivamos de mejor manera como sociedad. 

Incluso los usuarios digitales podrían actuar como activistas cívicos tecnológicos, donde su influencia en medios puede ser utilizada en favor de las sociedades y opinando sobre temas colectivos que le conciernen a todos los ciudadanos. 

Un ejemplo está en la tecnología usada por algunos países para las elecciones, donde los votos se realizan mediante dispositivos digitales y se cuentan a través medios electrónicos. Sin embargo, la tecnología electoral electrónica también puede ser vulnerable y hasta puede ser hackeada. 

Es muy importante abarcar el civismo tecnológico para el activismo del futuro, ya que el hecho de que la tecnología se utilice en las democracias necesitan de nuestra participación, propuestas y soluciones. 

También requiere que nos pregunten qué tanto queremos que la tecnología se inmiscuya en nuestras vidas, y que se nos enseñe a usarla. De otro modo, la tecnología podría ocasionar una brecha aún más grande o hasta más peligrosa entre nosotros y nuestros gobernantes. 

Debemos retomar el civismo tecnológico no para ser sensibles, empáticos y solidarios. Tres valores que la tecnología no puede proveer, y que sólo podemos desarrollar a través del compromiso colectivo.

Es verdad que vivir mejor a partir de las comodidades que ofrecen las innovaciones tecnológicas es algo a lo que aspirar. Pero no debe estar enfocada sólo en la eficiencia y la optimización, sino en no perder nuestra humanidad. 

Las smart cities o ciudades inteligentes serán aceptables en la medida en que sigan un enfoque dirigido por nosotros los ciudadanos. 

Un comentario sobre “Ser activista en tiempos tecnológicos

Los comentarios están cerrados.